VIERNES 30 DE OCTUBRE, 2020
Agronegocios de Vanguardia
MILTON MORALES
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Lunes 27 de Julio 2020, 18:43 hrs

Agronegocios de Vanguardia | MILTON MORALES
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 27 de Julio de 2020

¿Y tú, ya testaste?

Por Milton Morales Páramo/Notario Adjunto 67


Hoy en día, a los 130 mil fallecimientos por muertes naturales que el país registra anualmente, habría que sumarle la de más de 43 mil mexican@s han fallecido a causa de la pandemia COVID-19, más de 55 mil muertes atribuidas a la violencia en nuestro país. Lo que abona a que tengamos al momento más de 200 mil fallecimientos a nivel nacional. De estos lamentables decesos, se estima que entre 83 y el 80 por ciento NO elaboró testamento previamente. 


De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México está entre los últimos lugares de los países en materia de cultura testamentaria. El TESTAMENTO, de acuerdo con el artículo 1,282 del Código Civil del Estado de Chiapas “es un acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz, dispone de sus bienes y derechos y declara o cumple deberes para después de su muerte”. Por lo tanto, su elaboración es un acto de cariño hacia familiares y amigos, pues el documento evita trámites, gastos y molestias innecesarias a los herederos. Es un tema para tener en cuenta a todas las edades, sabiendo que a partir de los 16 años cumplidos cualquier persona puede realizarlo, pero especialmente en la vejez.


Como es bien sabido Septiembre es por tradición ya, el Mes del Testamento, por medio del cual los Notarios de todo el país promueven el tema y proporcionan diversos descuentos a los interesados en realizar el trámite. A raíz de la situación que se vive y en solidaridad en esta contingencia sanitaria, se ha adelantado el programa del mes del testamento y está vigente a partir de este mes de Julio. A través de su Notario Público preferido, se dará certeza jurídica, al acto de otorgamiento del testamento, dando fe en su realización al cerciorarse de la identidad del testador, y de que se halla en su cabal juicio y libre de cualquier coacción. 


Existen diversos tipos de testamentos en cuanto a su forma, pudiendo ser Ordinario o Especial. Dentro del Testamento Ordinario encontramos tres tipos, uno de ellos es el Público Abierto; al realizar su testamento público abierto ante Notario Público, el testador expresa de modo claro y terminante su voluntad, redactando por escrito las cláusulas del testamento, sujetándose estrictamente a la voluntad y conformidad del testador, asentándose el lugar, año, mes, día y hora en que hubiere sido otorgado.


La segunda forma de Ordinario es el Testamento Público Cerrado, el Notario Público da fe del otorgamiento, conforme a la ley, firmando por el testador, los testigos y el Notario Público, quien, además, pondrá su sello. Cerrado y autorizado el testamento, se entregará al testador, y el Notario Público anotará en su libro, denominado protocolo, el lugar, hora, día, mes y año en que el testamento fue autorizado. 


Una vez redactado y firmado se realizará el aviso de testamento, se depositara en Registro Público y se integrará a la Base de Datos del Sistema Nacional del Registro de Avisos de Testamento.


El Testamento Público Ológrafo, pueden realizarlo solo las personas mayores de edad y deberá estar en su totalidad escrito por duplicado, por el testador con su puño y letra, expresando así su voluntad, así como el día, mes y año en que se otorgue imprimiendo su huella dactilar en cada ejemplar. Una vez hecho esto, deberá el testador personalmente depositarlo en el registro público con la presencia de dos testigos que lo identifiquen.


En cuanto a los testamentos de forma Especial, se encuentran el Privado, Militar, Marítimo y hecho en país extranjero. 


Recuerde querido lector, que, si no se dejará testamento, la ley establece quiénes serían los herederos y su proporción. Esta situación suele provocar que la familia del difunto incurra en gastos elevados, pérdida de tiempo y conflictos entre las personas que consideren tener derecho a recibir los bienes, teniéndose pues que tramitar un juicio sucesorio ante el juzgado de lo familiar para determinar el reconocimiento de herederos que en muchas ocasiones puede no coincidir con la voluntad de la persona que falleció y que no formuló testamento alguno.


Para cumplir con este deber cívico y realizar su testamento, No es necesaria una lista de bienes para hacer el testamento, ni tampoco habrá que exhibir las escrituras de propiedad de los inmuebles, el testador únicamente manifiesta a quién o a quiénes nombrará herederos; salvo que el testador quiera dejar vía legado algún bien en especial a alguien, en ese caso, se menciona al Notario la ubicación exacta del inmueble e identifica con precisión el bien mueble de que se trate, así como el nombre completo de la persona a la que se le otorgará después del fallecimiento del testador.


Mientras viva el testador, esté sigue siendo dueño de los bienes a su nombre y tiene plena libertad de dominio para venderlos, donarlos, o hacer cualquier operación con ellos. Los bienes pasarán a ser propiedad de los herederos designados hasta el fallecimiento del testador, por lo que un testamento no es un impedimento para disponer de sus bienes.


Cabe mencionar que el testamento es un acto revocable y modificable, por lo que, si desea hacer cambios al testamento, solo es necesario acudir con su Notario Público para manifestarle las modificaciones requeridas al testamento para que el Notario prepare el instrumento que contenga el nuevo testamento, siendo así el último de ellos el que cumplirá con su voluntad y, por tanto, el único válido ante la ley.


También es importante mencionar que el total de los bienes que conforman la herencia del testador responderán al pago de las deudas que este tuviera contraídas al momento de su fallecimiento, hasta donde su valor alcance. Si el monto del adeudo supera la suma de los bienes, los herederos no tendrán obligación de aceptar la herencia, y si es menor, podrán saldarlo y quedarse con el resto.


Por todas estas razones, es importante reflexionar entonces sobre los procesos legales a presentarse durante nuestra vida y mayormente al llegar a la vejez, con el fin de establecer estrategias apropiadas para enfrentarlos.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA