VIERNES 30 DE OCTUBRE, 2020
Triple Balance
VIRGINIA ARANDA
Tuxtla Gutiérrez, Chis
Domingo 31 de Mayo 2020, 19:09 hrs

Triple Balance | VIRGINIA ARANDA
Tuxtla Gutiérrez, Chis, a 31 de Mayo de 2020

R.I.P. al FONDEN

En días pasados hemos visto una reducción del 75% de la operatividad de la estructura gubernamental, y con ello también el cierre de muchos fideicomisos.


Pareciera ser que simplemente hicieron una revisión: Necesitamos dinero, ¿cuáles son los fideicomisos vigentes? Y simplemente los metieron en una canasta para tirarlos todos, sin haber hecho una evaluación previa y consciente del ¿para qué fueron creados?. Estoy de acuerdo que hacer una revisión así es necesaria, pero esta se debe hacer de forma estratégica y con todo lo que estratégico significa. 


Tal es el caso del FONDEN, que es el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales, instrumento financiero mediante el cual el Sistema Nacional de Protección Civil atiende los desastres que se presenten y cuya capacidad financiera de las dependencias estatales, paraestatales y las entidades federativas no tengan capacidad de respuesta. 


Antes que desaparecer el FONDEN de un “plumazo”, se debe analizar el ¿para qué fue creado?. No se trata de un tema político; simplemente y paradójicamente el FONDEN está diseñado para atender a la población de menos recursos en caso de desastres, cuando su vivienda la han perdido, cuando no tienen agua potable, cuando requieren de alimentos en el momento de la emergencia, porque históricamente han ocupado el territorio de los espacios más vulnerables por la propia necesidad. 


El FONDEN es una herramienta de prevención y preparación ante desastres y por lo tanto genera bienestar. El bienestar es conceptualizado como un estado de seguridad traducida en vivienda, servicios básicos y alimentos. Y todo ello es lo que el FONDEN proporciona y ello lo que se perdería. 


El Sistema Nacional de Protección Civil fue creado desde los sismos de 1985 como una estrategia institucional para la atención de desastres. Si el FONDEN desaparece, las poblaciones estarán más vulnerables debido a que los gobiernos tanto municipal como estatal no tendrán capacidad de respuesta y mucho menos de invertir en la recuperación y restauración. 


El FONDEN ha sido reconocido a nivel internacional como una estrategia financiera muy acertada de parte del Gobierno precisamente por atender a la población de manera expedita cuando las pérdidas aparecen. Es por ello que la protección a la población también implica tener mecanismos como estos. 


Sin el FONDEN la comunidad se vulnera y no se tendrán herramientas para la prevención, mitigación y atención de la emergencia en caso de desastre. ¿Quién va a pagar la reconstrucción de viviendas? ¿Quién va a asegurar la recuperación del espacio? ¿Quién realizará las actividades de prevención? Ni los Ayuntamientos ni los Gobiernos Estatales van a movilizar recursos ya comprometidos para atender una emergencia. Si bien, el FONDEN podría ser revisado y mejorado, su eliminación es un gran error. 


Sabemos bien que para el 2050 más del 80% de la población será eminentemente urbana. Ello deriva que la concentración en ciudades será mayor. Y administrar y planear el territorio que es disperso y segregado conlleva un reto para la atención de la emergencia ante desastres. Dicho reto impulsa a todas las instituciones a participar. 


La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria determina que el 0.4 porciento del PEF se destina al FONDEN. Mantener el FONDEN es cuidar el patrimonio de muchos mexicanos que por diversas circunstancias están ocupando también zonas de alta vulnerabilidad. Si bien los desastres no son naturales sino antrópicos, el Estado mexicano tendrá que responder y dar resultados a la población. 


Tener acceso a vivienda digna y mejor infraestructura es un derecho humano. Desaparecer el FONDEN es quitar esta posibilidad. Invertir en prevención es invertir en bienestar y desarrollo. 





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA