Domingo 07 DE JUNIO, 2020
@Gjsuap nos dice que...
GONZALO J. SUÁREZ
CDMX
Lunes 23 de Marzo 2020, 21:24 hrs

@Gjsuap nos dice que... | GONZALO J. SUÁREZ
CDMX, a 23 de Marzo de 2020

Cómo agravar un problema serio

En el otro extremo del país estamos viendo cómo es posible agravar un problema serio. La situación que ocurrió este fin de semana es que sometió a consulta pública si se continuaba la construcción en la planta cervecera de Constellation Brands en la ciudad de Mexicali. El tema es que ya se han gastado 700 de los 1,200 millones de dólares que costará esta magna obra, que ofrecería 2,500 empleos con un sueldo de al menoos $9,000 al mes. Esta planta serviría para producir Corona, la cerveza mexicana más éxitosa en el mundo, para su venta en Estados Unidos. Por restricciones legales no es posible importarla directamente desde México si no la hace una empresa norteamericana muy cerca de la frontera. En el resto del mundo, Cervecería Modelo es la encargada de fabricar y vender ese producto.


Sin embargo, una queja constante y con justa razón en la zona de Mexicali es la falta de agua. Consturir una planta industrial que va ocupar mucha agua en medio del desierto no parece ser la decisión más sensata. Sin embargo, esta empresa tiene los permisos y la autorización para construirse y para utilizar el acuífero en el monto requerido. El argumento del gobierno actual es que esos permisos fueron entregados por la administración anterior, y que posiblemente se otrogaron de manera irregular, por lo que es conveniente revocarlos y cancelar la construcción de la planta.


El problema con ello ya está muy avanzada. Para que el gobierno pueda cancelar tiene que contemplar el costo político y económico de la decisión. No tendrían que hacerlo. Pero del otro lado el presidente prometió en campaña que la planta se va a detener, y ahora tiene que cumplir el tema.


Para evadir su responsabilid, planteó hacer una consulta pública. Pareciera que quiere repetir el modelo con el que canceló el aeropuerto de la ciudad México, eludiendo la responsabilidad. Con una agravante: no hay fundamento legal para hacerlo ahora. El resultado de encuesta podrá tener mucho significado político, pero ninguna formalidad legal; no ayuda para sustentar una decisión correcta.


Ahora, 75% de los votantes dijeron que no quieren la planta cervecera. Pero votó menos del 4% del padrón de Mexicali. Y de ellos, tres cuartas partes dijeron que “no”. El problema es que si la decisión previa es cancelar la planta, es una pésima señal para todos aquellos que quieren invertir en México. Incluso para las ideas que se han planteado para dotar de más agua a la región de Mexicali, como utilizar mejor la que tienen con nuevas plantas tratadoras. Se podría haber hecho con parte del dinero que se recaudará de imuestos a esta empresa. Si el presidente decide no hacer caso al resultado, entonces el daño será tanto ecológico como político: el incumpliento de la promesa de campaña y la falta de agua.


Cómo se puede ver, gobernar es precisamente poder tomar esas decisiones. En otro momento, cancelar la construcción de la planta podría verse mal, pero justificable. Ahora, es más grave y una pésima señal para los inversionistas, en un momento en que tanto la economía nacional como la global se están contrayendo. ¿Quién querrá invertir en México, si con uno una votación de menos de 30.000 personas puede echarse a perder una inversión de 1,200 millones de dólares? Había otras vías legales para tomar esa decisión, se optó por la peor. Y eso agravará el problema económico por el coronavirus.


¡Sigamos el debate! En Twitter: @gjsuap. En Internet http://gjsuap.com





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA