SÁBADO 14 DE DICIEMBRE, 2019
Realidad Novelada
@ZOLLIKER
CDMX
Domingo 27 de Octubre 2019, 23:03 hrs
Francisco
Gómez Maza
@zolliker
Héctor
Estrada
Ángel
Ksheratto
Gonzalo
J. Suárez
Kyra
Núñez

Realidad Novelada | @ZOLLIKER
CDMX, a 27 de Octubre de 2019

Renacimiento del Oscurantismo

Como médico que soy, no me parece la ley estatal de salud que el Congreso de Nuevo León modificó en su artículo 48, fracción IV, pues abre sin lugar a dudas la posibilidad de discriminación sobre cualquiera de las minorías y grupos más vulnerables. 


La reforma dice lo siguiente: “El personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Estatal de Salud, podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la presentación de servicios que establece esta ley”.


Eso es una violación a toda nuestra fundación como médicos, donde juramos que la salud y la vida del enfermo serán las primeras de nuestras preocupaciones. Porque con esa ley se abre a un concepto abstracto de “conciencia”, una interpretación personal de cualquier acontecimiento o persona que nos rodea.  


Me explico: ¿cuántas veces no hemos escuchamos a colegas o amigos referirse de “putos” o “jotos” a los hombres amanerados u homosexuales que conocen? ¿Qué tal que esta “objeción de conciencia” le permite a un médico no tratar a una persona, debido a que sus preferencias sexuales sean distintas a las que él o ella crea “correctas”? Esto lo podrán hacer en cualquier hospital del sector salud de Nuevo León. 


Hasta ahora se tenían que “poner la bata” y atender a cualquiera. De otra forma, se les podía sancionar. Eso va a cambiar. Y no sólo va a evitar que reciban salud y trato dignos, personas homosexuales, transexuales o transgéneros o etcétera, sino que también abre la posible discriminación a causa de raza (a los afroamericanos o etnias), de religión (como los judíos) y hasta de ideología política (si no eres progobierno, no te atiendo).


Sobre todo me preocupan las consecuencias: abrirá las puertas al sector médico y de enfermería, a las peores personas con ideologías y creencias intransigentes que antes no formaban parte de nuestro gremio porque legalmente no cabían. ¡Imaginen las nuevas generaciones de estudiantes! ¡Y somos servidores públicos! ¡Esto deja precedentes! ¿Qué harán luego en otros sectores y en otros estados?


¿Lo peor? Que parece que estamos retrocediendo décadas antes encomendadas al progreso del género humano. Nos gobierna, en muchos lugares del mundo, gente fanática e incompetente, como los que plantean la eliminación de “todos los plásticos de un solo uso para el año 2020”. Suena lindo, ¿no? Pero son tonterías absurdas que se prestan a interpretaciones ridículas y que no contemplan las consecuencias. ¿Van a eliminar las jeringas? ¿Los guantes médicos? ¿los condones? ¿Las sondas intravenosas?  ¿Todo el material desechable médico? ¿Porqué no pueden hacer las leyes adecuadamente y se refieren a cosas en específico?


Estamos viviendo una nueva época de oscurantismo. Vamos dando dos pasos atrás y apenas está comenzando. 


Si la luz y la razón no ganan terreno, se volverán de nuevo un bien sumamente escaso en la que se supone es la era en que más conocimiento e información se ha generado en toda la historia de la humanidad completa. Lo que seguiría sería nuestra autodestrucción. Sé que les parece una exageración, pero la batalla de la luz contra las tinieblas ya ha comenzado.





COMENTARIOS


CONTACTO   |   MAPA DEL SITIO   |   AVISO LEGAL   |   AVISO DE PRIVACIDAD
Director Editorial: Rodrigo Yescas Núñez.
Director Administración: Eliseo Maheda López.
Webmaster: Norberto Cañaveral.
Comercializadora: RODELI SA de CV.

Derechos Reservados® Núñez Diaz Editores, SA